8 Imprescindibles de la canción de autor dominicana

República Dominicana, país situado en el mismo trayecto del sol, desde tiempos inmemoriales ha contado con grandes cantautores que han puesto, y siguen poniendo, en lo más alto el nombre de la patria que Duarte soñó. En esta entrada, comparto las que a mi juicio han sido las canciones más trascendentales y emblemáticas del género de autor.  Ocho canciones, sin ningún orden en particular, que de una u otra forma se han impregnado durante generaciones en la memoria colectiva de la sociedad dominicana.

Continuar leyendo “8 Imprescindibles de la canción de autor dominicana”

Una Más

Carlos Luis

Carlos Luis es uno de esos geniales cantores que a menudo pasan cuasi desapercibidos. Nacido en la hermana isla de Cuba y residente desde hace tiempo en la siempre alborozada ciudad de Santo Domingo. Ya sea con su destreza en las cuerdas, su serena pero penetrante voz (que recuerda a los trovadores de antaño) o la sutileza de sus versos, se identifica en él a un verdadero artista capaz de tocarnos el corazón, el alma y hasta un poco más, como lo demuestra la canción que hoy quiero compartir titulada “Una Más“. Escrita por José Antonio Rodríguez con arreglos del propio Carlos Luis.

Una más, para recomenzar
una más, una esperanza más
una más, metida entre la piel
otra gota de miel y amor.

Una más, otra estrella fugaz
una más, que viene a relevar
a otra más que se cansó de andar
de usar su libertad y mi amor.

Una más, otros labios más
otro abrazo más, otro poco más
otra historia de amor
escrita sin autor.

Una más, otra forma de amar
otro mar por donde navegar
sin timón, sin puerto a donde ir
y sueño que admitir, ni amor.

Una más que dice estoy aquí
una más para sobrevivir
otra más que mata sin dolor
un vampiro de amor y adiós

Una más, otros labios más
otro abrazo más, otro poco más
otra historia de amor
escrita sin autor.

Una más, otra cicatriz
que debe curar cuando alguna más
sienta ganas de amar
y busque sitio en mi.

Descubrí…

José Antonio Rodríguez: Trovador Dominicano

Descubrí que todo el oro del mundo no vale lo que un sorbo de aire puro, que el más alto de los edificios será siempre más pequeño que la cima de la montaña donde nace el río, que la más costosa de las máquinas no podrá jamás justificar su costo frente a la cara desnutrida de miles de niños, que el más hermoso vestido jamás será mayor gala que las alas de la mariposa, que el esfuerzo de la grúa siempre será menor que el de la hormiga, que no hay lámpara más clara y útil que el sol, que la mierda en las cunetas siempre será más pura que la baba que emana del discurso de ciertos dirigentes, que el saludo de esperanza de un recién nacido será capaz de sacar la espada en la espalda de mi hermano, que no hay mejor lugar para estar que estar vivos y que no hay mejor cielo que la felicidad, que ninguna fruta del mercado será más pura que la fruta en el árbol, que nada refleja mejor tu imagen que la calmada paz del agua del charco, que no hay nada más parecido a la muerte que el odio y nada más parecido a Dios que el perdón, que gracias a nuestro paso por el mundo los que vienen detrás serán capaces de salvarlo, que no hay mejor canción que la del aire, ni mejor consejo que el silencio del espantapájaros, que un manatí en extinción es lo más parecido a Cristo y que en las mañanas un beso de amor es el más hermoso de los paisajes.

José Antonio Rodríguez
Cantautor, compositor y político dominicano