No Te Da

Manuel Jiménez: Trovador Dominicano

Una de las más emotivas canciones que he escuchado, en esta, el siempre humilde pero igualmente reconocido cantautor dominicano (oriundo de Cotuí) Manuel Jiménez, armado sólo con su voz y guitarra logra traspasar las barreras de lo meramente físico y se nos instala en lo más profundo del alma.

Te sobra ternura,
te sobra el encanto,
lo que queda de tu sonrisa
es un mambo de amor.

Te sobra en los ojos
la dulce mirada
y tu boca cuando habla
de amor me embriaga.

Me asombra que tengas
encantos de más, pero tú
no te asombres si digo
que aunque todo te sobre
el amor no te da.

Para un beso te da,
para un sueño te da,
pero para quedarte en mi lecho
y dormir en mi pecho
el amor no te da.

Tocando mi frente,
me dices te quiero
y rehúsas darme
tu amor entero.

De un beso en tu mano
yo sé que soy dueño
pero todo tu amor
corazón es mi empeño.

Mesita de Noche

Sin duda alguna, una de las más emblemáticas y reconocidas creaciones de la canción de autor quisqueyana, producto del ingenio del cantautor santiaguero Víctor Víctor, quien a ritmo de bachata nos sumerge en una sentida confesión del más enérgico sentimiento, el amor. Un amor perpetuado, noble, auténtico.

No me pidas que te deje
no lo vas a conseguir
el amor que llevo dentro
el amor que llevo dentro
me acompañará hasta el fin

No quieras que no te mire
si tus ojos son mi luz
dos luceros que me alumbran
en la noche
la razón del mar azul

Porque yo guardo tu amor
en mi mesita de noche
va prendido como un broche
en mitad del corazón

El retrato de mis sueños
lleva tu cara pintada
no quieras que yo lo borre
no quieras que yo lo borre
o se morirá mi alma

Porque yo guardo tu amor
en mi mesita de noche
va prendido como un broche
en mitad del corazón

Guardo tu amor
en mi mesita de noche
yo lo guardo como un broche
yo lo guardo, ¡hay! yo lo guardo

Guardo tu amor
un mi mesita de noche
dos luceros que me alumbran
el camino por las noches

Guardo tu amor
en mi mesita de noche
en la gaveta de mi alma
guardo tu amor en las noches

Guardo tu amor
en mi mesita de noche
yo si lo guardo, mi amuleto
mi lucero, mi resguardo y mi broche

Guardo tu amor
en mi mesita de noche
yo tengo tu amor todas las noches

Porque yo guardo tu amor
en mi mesita de noche
va prendido como un broche
en mitad del corazón

Homenaje A La Locura

Una canción, escrita a cuatro manos por el poeta mexicano Edel Juárez y su compatriota el trovador Raúl Ornelas (dos grandes que se juntan para brindarnos esta sublime creación poética), en cuyo título ya se nos va transmitiendo la formidable insania de un encuentro inesperado, dulce, intenso, épico, seductor.

Nosotros empezamos por la carne
sin rozar la poesía con incómodos silencios
sin eternizar el día
sin vendernos como ingenuos
nosotros empezamos por el hambre

Nosotros que no fuimos sino extraños
dos errores que se cruzan
que se muerden en los labios
soledades que se juntan sin prever el daño
nosotros empezamos por matarnos

Con tu bolso en la cocina
una estela de recuerdos
una dulce adrenalina
de un pasado que volvió

Tropezaron mis reflejos
me esquivaron los espejos
el instinto se fue lejos
y olvidé la precaución

Y te vi decir “te quiero”
y me vi llamarte mía
sin saber que me perdía
en ceremonias de interior

Y la cama se nos hizo
la antesala al paraíso
un derroche de egoísmo
dejó a un lado el corazón

Que homenaje a la locura
que victoria del deseo
que batalla tan gloriosa
siendo solamente dos

Un encuentro inesperado
un desfase en la rutina
un zarpazo del pasado
y el cinismo de los dos